El Val d’Azun, un territorio de autenticidad y encanto
, es un entorno natural de belleza.

Pronóstico del tiempo

Un valle protegido

Déjate encantar por sus pueblos auténticos, su naturaleza protegida, sus lagos de montaña, sus granjas y sus rebaños  
La cima de Balaïtous que culmina a 3144 m de altitud, vigila de forma majestuosa este valle protegido del Parque Natural de los Pirineos donde las tradiciones han modelado los paisajes y a los hombres. El pastoreo es el alma de estas montañas que viven al ritmo de las estaciones y que dan al queso de Val d’Azun su delicioso sabor a libertad.

Un buen lugar de senderismo al que los viajeros vienen para recuperarse e impregnarse de estos maravillosos paisajes.

Destino al aire libre

El Val d’Azun es un destino en plena naturaleza donde los amantes de las grandes emociones y del aire puro podrán practicar sus deportes y actividades favoritos en estos grandiosos paisajes. Aquí se busca coger altura, circular en BTT por las crestas, escalar una cima, desafiar a los puertos en bicicleta, correr por los veraneos, volar por el cielo azul... Hay numerosos carriles y senderos que ofrecen un terreno de juego increíble ideal para todos los gustos. Entre los puertos de Soulor y Couraduque , y las pistas de esquí de fondo en invierno , se puede practicar senderismo y recolecta, pero también utilizar la BTT, patinetes eléctricos o incluso el parapente. Pero es en el Parque Nacional de los Pirineos donde los senderistas, o incluso los pescadores, encontrarán una multitud de descubrimientos, todos ellos preciosos y sorprendentes.

Maravillas del Parque nacional de los Pirineos

¿Por dónde entrar al parque? …Al final del valle del Lago de Estaing, después de una hora andando o bien, después de la presa de Tech en Arrens, la carretera se prolonga hasta las puertas del Parque Nacional. Desde el Plan d’Aste y la Maison del parque, a unos treinta minutos de marcha, se puede acceder al bonito Lago de Suyen que da acceso a paisajes repletos de fuerza y de serenidad. Tres refugios permiten pasar una noche extraordinaria en estos paisajes protegidos en el corazón de una naturaleza viva y bajo un cielo estrellado único. A este dominio natural se viene como invitado y se deben respetar algunas normas esenciales para permitir que la riqueza de este lugar perdure. Para más información sobre la fauna y la flora, en verano los guardas invitan a los visitantes a puntos de encuentro y salidas organizadas. Una parada indispensable en la Maison du Val d’Azun y del Parque Natural de los Pirineos en el corazón del bonito pueblo de Arrens-Marsous para visitar la exposición, ver un vídeo, comprar una obra o bien, disfrutar de los consejos del personal para organizar la ruta de senderismo.

# ValleesDeGavarnie