Madiran

Madiran

La reputación del suroeste no tiene nada más que hacer: vida tranquila, buena acogida, gusto por las cosas buenas. El Valle de Adour es por sí solo un concentrado de todos los placeres. En la frontera del Gers, entre viñas y castillos, entre naturaleza y fiestas locales, andando, a caballo o en bicicleta, no te faltarán caminos para disfrutar de la naturaleza. No te pierdas: los paseos por los viñedos, las degustaciones del vino de Madiran y de Pacherenc du Vic-Bilh; el encanto del pueblo de Madiran; la abadía de Saint-Sever-de-Rustan en el camino de Santiago de Compostela; una siesta bajo la maleza, a orillas de un arroyo, a lo largo de un sendero de paseo por el Valle de Adour; las escapadas en el Gers.

Pequeñas ideas para una gran felicidad

Para jugar, descansar, recuperarse, oxigenarse o divertirse en el agua, en la tierra o en el aire, ya sea en pareja, en familia, en grupo... Los Viñedos de Madiran y el Valle de Adour pueden satisfacer todos tus gustos. Risas en el agua: concursos para sumergirse y juegos en el agua en las piscinas al aire libre, pesca y paseos por el lago del Parque del Valle de Adour. Perfecto para conseguir buenos recuerdos de las vacaciones. Encuéntrate con los burros, los camellos o las lamas en el parque de animales La Maison des Chameaux. Paseos y senderismo: lago de Louet, castillo de Montaner, descubrir el Viñedo de Madiran, camino de Santiago de Compostela...